Los hombres y el estreñimiento

BUENOS CONSEJOS PARA LOS HOMBRES

Reglas sencillas para tu nutrición y estilo de vida

No se sabe con certeza por qué las mujeres sufren estreñimiento con mayor frecuencia que los hombres. Los científicos sospechan que la disminución de la actividad intestinal puede ser un efecto secundario de los estrógenos y la progesterona, hormonas femeninas.
Al igual que tus hijos, tu sistema digestivo también necesita reglas claras: para ayudarle a fijar una rutina saludable intente comer a horas regulares siempre que puedas, y añadas más fibra a las comidas (por ejemplo, arroz o pasta integral, ensalada o verduras). Pica un poco de fruta entre horas, ya que es sano y te dará energía para seguir funcionando. También es importante que te asegures de beber lo suficiente. Es importante que evites el alcohol y que optes por zumos de frutas, té o café.
¿Crees que los hombres no deben hablar de sus problemas? Tu estómago y tus intestinos no piensan lo mismo. Cuando estás preocupado o estresado, tu digestión lo nota. Háblalo con tus amigos, amigas y familiares y busca una solución. Y si el trabajo vuelve a abrumarte, recuerda que tu salud es lo primero.
Al igual que ocurre con las mujeres, los síntomas clásicos del estreñimiento en los hombres son dolor de estómago, sangre en las heces, gases y heces duras y secas. Otras señales de alarma son una pérdida de peso sin explicación, náuseas frecuentes, palidez y antecedentes familiares de cáncer de colon o enfermedad inflamatoria intestinal crónica.
Asegúrate de hacer ejercicio con regularidad. Si te cuesta al principio, empieza suave. Empieza haciendo ejercicio al aire libre, algún deporte tranquilo con amigos o una excursión en bici el fin de semana. También debes integrar en tu rutina una hora concreta para ir al baño cada día. Así se convertirá en un hábito y te ayudará a ir con regularidad.
El orgullo masculino es peligroso: si tienes fiebre y dolor intenso, o sangre en las heces, acude al médico lo antes posible.