Aliviar el estreñimiento está en tus manos

MOLESTIAS REPENTINAS

Alivio de un estreñimiento doloroso

Además de los gases, las náuseas, ir al baño con poca frecuencia o las heces duras y secas, el dolor abdominal también es un posible síntoma asociado al estreñimiento. Si el dolor ha aparecido de forma repentina o es grave, acude al médico inmediatamente.
Si no consigues defecar con remedios caseros naturales y un estilo de vida saludable, un laxante suave puede aliviar el estreñimiento y, de este modo, eliminar la causa del dolor. Consulta con tu médico o farmacéutico.
Cuando experimentas molestias de forma súbita, intentar defecar puede ser muy doloroso. Con frecuencia solo se excretan heces en pequeñas cantidades y con mucho esfuerzo. Apretar mucho y durante mucho tiempo hace que fluya mucha sangre a las venas, lo que puede causar desgarros en la mucosa o aumento del tamaño de las hemorroides en la región afectada. Apretar para defecar puede también empeorar el estreñimiento.