Manténgase en forma para evitar el estreñimiento

EJERCICIO

Cómo hacer que los intestinos se pongan en marcha

No hace falta que aumentes mucho tus niveles de actividad para que el aparato digestivo note la diferencia. En otras palabras, no tienes por qué ser una deportista de élite para estimular al aparato digestivo. Sin embargo, hacer ejercicio con regularidad puede ser de utilidad, y también tiene un efecto relajante y puede reducir los niveles de estrés. Solo 30 minutos al día es suficiente: pasea con frecuencia, prueba un deporte nuevo que estés dispuesta a practicar con regularidad o practica uno o más de los siguientes ejercicios de gimnasia.

Recuéstate sobre el costado derecho con el cuerpo formando una línea recta. Estira los brazos por encima de la cabeza y sitúa los dorsos de las manos uno frente al otro. Espira en esta posición y mueve el brazo izquierdo y la pierna izquierda el uno hacia la otra, hasta que toque la pierna con las yemas de los dedos de las manos. Inspira y vuelve a la posición de partida, repite el ejercicio varias veces y cambia de lado a continuación.
Recuéstate sobre el estómago, con la frente apoyada en las manos para que pueda mirar hacia abajo. Cuando inspires levanta una pierna, sin girar la cadera. Baja la pierna al espirar. Repite el ejercicio varias veces cambiando cada vez de pierna.
Tiéndate de espaldas y tira de las piernas cerradas hacia el cuerpo. Agárrate las rodillas al hacerlo, sin mover la cabeza del suelo. Inspira lentamente en esta posición, manten la cabeza y el tronco planos mientras inspira, y tira de las rodillas hacia el mentón, con las puntas de los dedos de los pies estirados hacia adelante. Libera la tensión cuando vuelva a espirar. Repita el ejercicio varias veces.